Archivo del Autor: francis

Leyenda de la inmortalidad de Alcmena

Si nos remontamos miles de años atrás, hubo una época en la que las personas creían en los dioses del Olimpo, quienes tenían grandes poderes sobre los mortales. Había gran variedad de ellos, por ejemplo, Poseidón era el gran dios del mar, Apolo dios del Sol y la música, Artemisa diosa de la virginidad y el parto, la famosa Atenea, diosa de la sabiduría. Leyenda de la inmortalidad de Alcmena

Pero el más importante de ellos era Zeus, dios de todos los dioses, también conocido como dios del trueno y del cielo, quien dirige el Olimpo y a todos los demás.

La leyenda cuenta que el poderoso Zeus se enamoró de la hermosa y deslumbrante Alcmena, una simple mortal, pero que poseía una belleza inimaginable. Alcmena era esposa de un importante rey, conocida por todo el pueblo como la mortal más hermosa jamás antes vista.

Era tal el sentimiento de el gran Zeus hacia ella que decidió concederle un deseo, el que ella quisiera, sin ninguna excepción. La bella Alcmena, después de mucho pensar, divagando entre más riqueza, sabiduría, y hasta podría pedir gobernar el mundo mortal, decidió que quería ser inmortal.

Tras la petición, Zeus cumplió su deseo, Alcmena no podía morir de ninguna forma, y ella contenta con su decisión.

Fueron pasando los años, y Alcmena fue envejeciendo poco a poco, vio morir a todos sus seres queridos hasta quedarse sola. Con el paso de los años ya no era la bella Alcmena que alguna vez fue, sino que si bien ella no moría, envejecía cada vez más.

Ya con un aspecto tenebroso se dice que Alcmena se paraba en las calles pidiendo a todo el que pasaba que intente matarla, no disfrutaba de su inmortalidad y probó hasta los más potentes venenos pero ninguno hacía efecto.

Cuenta la leyenda que Alcmena desapareció, luego de cientos de años, nadie sabe qué pasó con ella, y surge la gran duda ¿Seguirá viva en algún rincón del mundo?

Interpretar sueños frecuentes

Interpretar sueños frecuentes

El motivo por el que muchos quieren interpretar sueños frecuentes es porque éstos les han ocasionado problemas a nivel psicológico que no han podido solucionar. Se cree que los sueños que se repiten constantemente, tratan de comunicarnos información de vital importancia pasando desde lo más interno del subconsciente hasta llegar a la conciencia plena.

A veces los conflictos soñados no poseen un alto grado de dificultad para poder resolverse, sino que precisamente porque parecen “simples” de solucionar los dejamos inconclusos hasta el punto en que la mente no deja de recordarnos que aún permanecen latentes y que por consiguiente debemos darles una salida (Encuentra el Significado de los sueños en este link.)

Con esto queremos decir que el interpretar sueños frecuentes, significa poner atención al mensaje principal vivido en diversas situaciones oníricas. Dicho de una forma simple, si hallamos la raíz del conflicto interno que nos está molestando, es factible que en un período corto tengamos las herramientas para revertir esa situación negativa que nos aqueja.

Por si no lo sabes, hay dos tipologías de sueños recurrentes. Las pesadillas que podrían tomarse como fenómenos que si no se atienden a tiempo pueden llegar a traumatizar a la persona que las padece y los sueños que son placenteros. Los primeros apuntan hacia un defecto (generalmente de orden moral) que debe ser modificado para continuar con nuestra rutina normal. En tanto que los segundos, nos recuerdan una situación sumamente agradable. La función de esos sueños es la de reconfortar a la persona desde lo más interno de la mente, con el propósito de favorecer un mejor funcionamiento neuronal.

Concluyentemente para poder interpretar sueños frecuentes tienes que mantener equilibradas tus emociones, ya que éstas no deben interferir bajo ninguna circunstancia en el proceso de recolección de información nocturna, a fin de que la “relación” que se intenta dar se conserve intacta. Los sueños son un complemento ideal para la vida, pues pueden alejarnos por algunas horas de la realidad en la que vivimos y llevarnos a lugares fantásticos.

Conociendo el mito

Conociendo el mito

Los mitos se refieren a acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios. En ellos se reflejan las creencias de una cultura, y al unirse estas bajo un sistema se forma la mitología.

Nacieron desde la antigüedad, cuando los humanos sintieron la necesidad de explicar todo lo que sucedía a su alrededor, de saber cómo se formaron las cosas que integran el mundo, por eso en su mayoría tratan de responder una pregunta existencial. Pero con el paso del tiempo, no ha quedado limitado solo a eso. Actualmente, no existe aspecto importante de la vida que sea ajeno al mito. Hay mitos religiosos, políticos, o sobre temas muy específicos.

Los mitos explican, justifican o desarrollan el origen, razón de ser y causa de algún aspecto de la vida social o individual, además, son la base de ciertas estructuras sociales y acciones, no son sólo historias que brindan explicaciones o justificaciones políticas, también otorgan un consuelo, objetivo de vida o calma a los individuos, hablando de la muerte.

Cabe mencionar que las explicaciones que se desprenden de ellos no son precisamente racionales, sino más bien culturales. Y la mitología adquiere complejidad dependiendo del número de mitos que la compongan, esto contribuye también a un mayor desarrollo de las creencias de una comunidad.

Para entenderse con mayor claridad, se distinguen varias clases de mitos: mitos cosmogonicos, que tratan sobre la creación del mundo. Mitos teogónicos, hablan sobre el origen de los dioses. Mitos antropogénico, dedicados a la aparición del ser humano. Mitos etiológicos, dedicados a las cosas, técnicas e instituciones. Mitos morales, que reconocen la existencia del bien y del mal. Mitos fundacionales, como su nombre bien lo indica, habla de fundación de las ciudades. Y finalmente mitos escatológicos, que tratan el futuro y el fin del mundo. Siendo estos últimos los que más revuelo causan, ya que las múltiples catástrofes descritas, aterrorizan a los humanos. El mejor ejemplo de ello es: “El Apocalipsis“.

Fuente http://www.cuentoscortos.info/