Los fantasmas del viejo hospital


Dicen que Sevilla es una ciudad llena de encantos, misterios y fantasmas, como los del viejo edificio de urgencias del Equipo Quirúrgico Municipal de Sevilla. Todo lo que comenzó con rumores de apariciones espectrales, término siendo un tema que los múltiples testigos, narraban diariamente, compartiendo sus experiencias paranormales en el trabajo. Decían entre otras cosas sentirse acompañados, vigilados, como si alguien invisible y helado al tacto estuviera a su lado…hubo quien incluso lo agarró de los pelos, de los brazos o la bata…

También les siseaban o los llamaban por su nombre, se han visto objetos moverse solos, y el reflejo personal de un viejo espejo ha sido reemplazado por el de una anciana, con bata de paciente. Hubo quien veía espíritus en el sótano y los espantaba con un látigo imaginario. Otro que no creía en fenómenos extraños, se convenció de la existencia del fantasma cuando ante él se cayó un crucifijo que estaba colgado.

Los hospitales son lugares cargados de dolor, por la muerte y sufrimiento de las personas que pasan por ellos, en este lugar en específico se enfrentaron enfermedades dolorosísimas, tan dramáticas que los pacientes acaban “tirándose por las ventanas”. Como decía uno de los médicos que ahí laboraba: “estamos preparados para casi todo, nos enfrentamos con la muerte a diario… pero de otra manera… Esto que convive con nosotros está fuera de toda explicación, y por supuesto está más allá de lo que entendemos como Vida…, sencillamente es de otro mundo”. Y así mismo pudieron comprobarlo con una psicofonía en la que pudieron escuchar claramente una voz que decía: “la muerte habita aquí”.

El Equipo Quirúrgico Municipal fue creado el 5 de agosto de 1926 en el antiguo edificio de la casa de socorro del Prado de San Sebastián, mantuvo su diseño clásico hasta la reforma efectuada en 1942. Cuando la actividad sanitaria del mismo cesó, fueron los vigilantes de seguridad quienes vivieron estas experiencias, hablaban de una misteriosa sombra en la zona de urgencias, donde también oían “raps”. El equipo de limpieza afirmaba que antes de un incendio inexplicable se había manifestado una extraña presencia invisible que llamaba a los asesores.

Hoy día sobre el edificio no existe…, fue derribado en 2008
para su conversión en un centro de alta resolución. Pero si verdad en aquel edificio habitó un fantasma, seguramente también estará presente en la nueva edificación, ya que los espíritus quedan anclados a los lugares, no sólo a las construcciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *